Hubo un principio de acuerdo entre la Ciudad y los docentes y el martes empiezan las clases

Facundo Cornejo | jueves, febrero 23, 2012 | 0 comentarios

De los 17 gremios docentes porteños, 16 aceptaron la propuesta del Gobierno de la Ciudad de aumentar el salario básico en un 24,2 por ciento en dos etapas, para que en julio llegue a 3.120 pesos, en el contexto de la paritaria de este sector.

Bullrich, optimista: "De acá salgo a comprar cuadernos para mis hijos porque el martes empiezan las clases".

Gustavo Frutos, titular de la Unión de Docentes de la Argentina (UDA), señaló este mediodía la propuesta realizada por el Ministerio de Educación de la Ciudad: hasta junio “2.950 pesos de salario básico más 50 de material didáctico”, lo que representa un incremento del 19,2 por ciento; y “de 3070 pesos más 50 por material didáctico desde junio, un total de 3120 pesos” a partir de junio, un 24,2 por ciento de aumento.

El gremialista expresó que la oferta “está dentro de los parámetros” que las bases permitieron que se aceptara y agregó que “habría sido aceptada por 16 de los gremios” que venían participando de la paritaria docente. La propuesta no fue aceptada por Ademys.

El secretario general de la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys), Carlos Oroz, dijo que la propuesta es “insuficiente” e iba a ser debatida en asamblea para establecer un “plan de lucha hacia el inicio del ciclo lectivo”.

La filial Capital del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) señaló mediante un comunicado que el Ministerio de Educación “se comprometió a pagar como Adicional de Material Didáctico una suma no remunerativa ni bonificable de 300 pesos a pagarse en dos cuotas de 150, en marzo y mayo”.

Por su parte, Eduardo López, secretario general de UTE-Ctera, el gremio mayoritario en el distrito, dijo que “la propuesta es superadora de la anterior pero la decisión final la tienen los docentes, quienes resolverán mañana en un plenario si aceptan”.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich remarcó que es un “aumento significativo que en general fue bien decepcionado por los gremios”, y destacó que Mauricio Macri siguió de cerca la negociación.

Bullrich se mostró optimista por lo alcanzado en la negociación, y manifestó: “de acá salgo a comprar cuadernos para mis hijos porque el martes empiezan las clases”.

Nota con despacho de agencias Télam y Noticias Argentinas

Sección :



0 comentarios