Murió Caloi, el papá de Clemente

Facundo Cornejo | miércoles, mayo 09, 2012 | 0 comentarios

El dibujante y humorista murió a los 63 años. A Clemente, su gran creación, le plasmó el ADN del porteño. Pelusa Suero, el que le puso la voz al personaje, lo despide. Video.

Fue nombrado "Personalidad destacada de la Cultura" y "Ciudadano Ilustre de Buenos Aires"

Clemente se quedó sin papá. Carlos Loiseau, más conocido como Caloi, uno de los máximos exponentes del humor gráfico en el país, murió ayer a los 63 años como consecuencia de una larga enfermedad, según contaron amigos y allegados del dibujante.

Caloi falleció en el Instituto de Diagnóstico, en la Ciudad de Buenos Aires, donde se encontraba internado por un cáncer. Sus restos eran velados anoche en el salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación, en el Congreso.

El dibujante nació el 9 de noviembre de 1948 en Salta. Su legendario personaje Clemente fue creado en 1973, tira que hasta ayer se publicaba en la contratapa del diario Clarín. Él lo definía como “una especie de porteño”. Surgió como mascota del conductor de tranvías de la tira “Bartolo, el maquinista” pero luego se convirtió en protagonista de la suya.

A lo largo de las viñetas, este personaje sin alas ni brazos y cubierto de rayas verticales que le rodean el cuerpo en círculos tenía una mirada crítica sobre la sociedad y no faltaba la ironía y los guiños al lector. Era un amante del fútbol, de las aceitunas, y estaba loco por “la Mulatona”. Y se daba algo curioso: Clemente era hincha de Boca mientras que su papá era de River. Su pasión por el club de Núñez era tan grande que creó el isologotipo del león que identificó al equipo de 1985/86 que salió campeón del torneo local, la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental.

El personaje estuvo en boca de todos cuando para el Mundial de fútbol de 1978 que se realizó en el país, recurrió al slogan “¡tiren papelitos muchachos!”, como forma de alentar a la Selección, y esto le valió que el relator José María Muñoz lo cruzara, ya que él veía bien las muestras de aliento pero sin ensuciar el campo de juego.

Sin embargo, se popularizó en la televisión, en la previa del Mundial de España de 1982, ya que apareció en distintos cortos con cánticos de selecciones nacionales. Resulta inolvidable el personaje de “el Hincha de Camerún”, un Clemente negro que estaba solo en la tribuna.

No sólo el entrañable Clemente incursionó en televisión. Su creador estuvo al frente de “Caloi en su tinta”, un programa dedicado a divulgar el mundo del dibujo, la historieta y los cortometrajes animados. Fue un ciclo que estuvo desde 1990 al aire en Canal 7 y recibió varios premios.

En los dibujos de Caloi no faltaban, además del humor, la ironía y la reflexión de los temas del momento. Así fue desde 1966 en revistas como Panorama, Siete Días, Satiricón y Primera Plana, por nombrar sólo algunas. Su primera tira la publicó en Tía Vicenta, de Landrú, pero duró muy poco como consecuencia de la censura del gobierno militar de Juan Carlos Onganía.

A fines de esa década, el dibujante partició de un libro sobre la banda de rock Almendra, que tiene frases, fotos, dibujos y canciones del grupo que integró Luis Alberto Spinetta.

Entre 1976 y 1982 publicó una página semanal de humor sobre temas deportivos en la mítica revista “El Gráfico” y en 1987 realizó una muestra de su obra denominada “20 años no es nada”, que fue visitada por 110 mil personas. Y desde 1968 publicó 40 libros.

En septiembre de 2004 la Legislatura porteña declaró a Caloi “Personalidad destacada de la Cultura” y “Ciudadano Ilustre de Buenos Aires” cinco años más tarde, mientras que Clemente fue nombrado “Patrimonio cultural de la Ciudad”. Había sido distinguido en el Salón Dorado por su aporte a “la cultura popular y tradicional, de valor histórico, artístico y lingüístico”.

Los trabajos de “El Negro”, como lo llamaban sus amigos, fueron reproducidos en Alemania, Bélgica, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, Italia, México, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela, y la lista podría seguir.

Por sus obras, recibió numerosos galardones, como el “Datero D'Argentino”, del Salone Internazionale Umorismo San Remo, en 1994; y el “Unión de Naciones Europeas” en Bordighera, ese mismo año, en Italia; el primer premio de la “Asociación de Ingenieros de Alcida”, de España, y el primer premio del Salón de Humor del diario “Yomiuri Shinbum” de Tokio, Japón, en 1984.

La prima del dibujante contó al canal de noticias C5N que su muerte era “una noticia prevista”, pero que hace una semana presentó su último trabajo, la película “Anima Buenos Aires”, que tiene como directora a su esposa, María Verónica Ramírez. Aún está en cartelera.

Las reacciones a la noticia no tardaron en llegar. Desde el Gobierno porteño, el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, señaló: “Sentimos un profundo dolor por la desaparición de Caloi, un artista del humor gráfico, un dibujante talentoso y sensible que prestigia la cultura argentina y que como todo artista no se irá del todo, porque nos deja su obra”.

Por su parte, el humorista Rudy, que fue guionista de Tato Bores y autor de una treintena de libros, expresó: “Caloi le aportó al humorismo gráfico una mirada muy porteña y rea. Desde su espacio, podía generar cosas muy piolas como el ‘espejito retrovisor’ que tenía Clemente cuando iba al psicoanalista, esa cosa de niño que jugaba con la idea de ‘no te puedo mirar pero te miro igual’". Y añadió que en la década del 70 se encuentran los mayores aportes del dibujante: “Son los trabajos de esa etapa los que más me impresionan, los que más contribuyen a la instalación de rasgos bien porteños bien porteños en el género”, señaló.

“El humor del Negro ha sido rebelde, melancólico, porteño, futbolero, hedonista y atorrante”, lo definió el dibujante Miguel Rep.

Se fue Caloi. Clemente lo va a extrañar, y mucho. Y nosotros también. Nos queda su obra, pero nos va a faltar esa sonrisa día a día al ver la contratapa del diario.

Video: Pelusa Suero, que puso la voz al entrañable Clemente, lo despidió ayer una vez conocida la noticia de la muerte de Caloi. (TN/Youtube "Vinoxvos")

Sección :



0 comentarios