Es ley: Ya no se podrá escuchar música sin auriculares en colectivos y subtes en la Ciudad

Lo aprobó la Legislatura porteña. La medida regirá para los pasajeros y los choferes. En las unidades deberán exhibir carteles que indiquen la prohibición.

Chau a la música sin auriculares en bondis y colectivos

Subirse al colectivo o al subte y que, en algún momento del viaje, empiece a sonar a todo volumen cumbia, reggaetón, música electrónica e incluso aquella canción romántica que tanto hace acordar a esa persona especial, se convirtió en una escena cotidiana para quienes viajan en colectivo o en subte. A algunos no les importa, pero a otros les resulta molesto. Pensando en este último grupo, la Legislatura porteña aprobó anoche un proyecto de ley que obliga a usar auriculares en mp3, radios o celulares mientras se viaja en estos medios de transporte.

La iniciativa que vio luz verde anoche, en la última sesión ordinaria del Parlamento capitalino, es del legislador del PRO Daniel Lipovetzky, consensuada con una propuesta de Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica. Consta de cuatro artículos: el primero de ellos que prohíbe “utilizar equipos de reproducción musical y video que emitan sonido, sin audífonos o auriculares” en los transportes de personas en general, y el segundo que lo hace extensivo a “todos los vagones de subterráneos”.

Además, “las empresas de transporte de pasajeros deberán exhibir un cartel, dentro de los habitáculos de las unidades y en lugar visible” la obligación del uso de los auriculares.

Lo cierto es que la prohibición ya existía en la ley número 2148, que corresponde al Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad.

En los argumentos del proyecto, Lipovetzky planteó que “estos dispositivos portátiles que permiten reproducir música y videos sin audífonos o auriculares en los colectivos con gran concentración de personas generan molestias a quienes deciden no emplear aparatos de ningún tipo”. Y añadió que “cada persona debe tener la posibilidad de escuchar lo que sea de su agrado, siempre y cuando esto no perturbe el medio ambiente ni afecte a terceros”.

Un aspecto no menor es cómo se va a controlar que se respete la norma. Además del cartel que informa de la medida, si un pasajero la incumple, el conductor puede “solicitar el descenso de la persona” del vehículo “luego de haber realizado una advertencia”. Los choferes también deberán acatarla.

La Ciudad no es pionera en este tipo de disposiciones. A mediados del pasado agosto empezó a regir en San Juan Capital y recientemente en la capital de San Luis. También en Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Importante

Panorama Ciudad


Importante: Este blog no ofrece espacio para publicidad, no hay ninguna pauta publicitaria, ni vende ningún producto ni servicio. Las noticias en este espacio se difunden de manera gratuita, sin suscripción, por el mero fin de informar.




Recientes

recentposts

Las Más Leídas

randomposts