Histórico: River desciende al Nacional B

Facundo Cornejo | lunes, junio 27, 2011 | 0 comentarios

River Plate, uno de los clubes más populares del fútbol argentino y reconocido en todo el mundo, sufrió el domingo el golpe más duro de su historia al descender al Torneo Nacional B, la segunda división, con el empate 1-1 frente a Belgrano de Córdoba, que a su vez asciende a la máxima categoría.

Pavone remató el penal a las manos de Olave y el arquero le esfumó la esperanza de la permanencia a River (Foto: AFP)

Belgrano se quedó con la promoción entre la primera división y el Nacional B al ganarle el duelo a River, ya que se impuso 2-0 en el partido de ida en Córdoba y logró el empate ayer en el estadio Monumental.

En un partido emotivo ante más de 50 mil espectadores, River estaba obligado a ganar por dos goles para igualar la serie y permanecer en primera –los equipos de primera división tienen ventaja deportiva, es decir, con empate en cero o por igual cantidad de goles en ambos encuentros, permanece en la máxima categoría-, e incluso empezó de la mejor manera para lograr la hazaña, ya que Mariano Pavone, con una media vuelta desde el borde del área, puso el 1-0 para el “millonario” a los 5 minutos.

Sin embargo, River no consiguió tranquilizarse y Guillermo Farré, a los 16 minutos del segundo tiempo, paralizó a todos en el Monumental al anotar el empate que destrozaba la ilusión del club de la banda roja.

River tendría una ocasión para volver a ponerse en ventaja, pero Pavone desperdició la oportunidad con un penal que el arquero Juan Carlos Olave le atajó a los 14 minutos de la segunda mitad.

El encuentro fue dado por terminado por el árbitro Sergio Pezzotta a los 44 minutos del segundo tiempo por algunos incidentes en las tribunas, con fanáticos furiosos por la caída, y el dolor de miles que asistían a un momento desolador, en una jornada gélida del invierno porteño.

Tras el empate, que se vivió en realidad como una derrota, los jugadores de River pasaron varios minutos abrazados en medio del llanto desconsolado antes de retirarse del campo de juego mientras los incidentes recrudecían en las tribunas.

El club deberá jugar ahora en el torneo de ascenso, la Primera B Nacional.

Los bomberos arrojaron chorros de agua a grupos de hinchas que desde las tribunas estallaron en furia tras el resultado, mientras que los jugadores de Belgrano se fueron custodiados ante una lluvia de proyectiles.

Afuera del estadio la desconcentración se produjo en medio de incidentes cuando decenas de hinchas descargaron su frustración arrojando piedras y todo lo que encontraban a su paso contra la Policía, mientras eran dispersados por camiones hidrantes y efectivos de la Policía montada.

La batalla campal desatada en las inmediaciones del estadio dejó un saldo de 68 heridos, 50 detenidos y 15 patrulleros destrozados, según informó la división prensa de la Policía Federal.

Unos 2.200 policías fueron asignados al operativo de seguridad para la prevención de incidentes. Hubo 25 efectivos heridos, “todos están fuera de peligro”, señaló la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré vía Twitter. El fiscal en lo Penal y Contravencional de la Ciudad, Gustavo Galante, ordenó luego de los desmanes la clausura del estadio Monumental, debido a la supuesta sobreventa de entradas. Según los organismos de seguridad, el estadio estaba habilitado para albergar a unos 40 mil aficionados, sin embargo, habrían concurrido alrededor de 50 mil.

Algo más de tres mil simpatizantes de Belgrano de Córdoba debieron aguardar dentro del estadio más de dos horas hasta que la Policía les permitió abandonar el lugar ante el temor de enfrentamientos con hinchas de River.

Algunos dirigentes de River y el plantel de jugadores pudieron retirarse del estadio tres horas después de terminado el encuentro y bajo una fuerte custodia policial.

"Vamos a resistir, vamos a reformular el club de aquí en más", dijo el presidente Daniel Passarella a la prensa al retirarse junto a los jugadores.

River había llegado a esta situación por las pésimas administraciones que tuvo en los últimos años y las malas campañas a partir de 2008 que determinaron su retroceso en la tabla de promedios, que establece los descensos de acuerdo con los puntos logrados en las últimas tres temporadas.

Fundado en 1901, con 33 títulos locales, dos copas Libertadores y una Intercontinental, River se sumó a la lista de 'grandes' que descendieron a segunda división en Argentina, junto con San Lorenzo (1981) y Racing Club (1983).

De este modo, los únicos clubes que jamás perdieron la categoría son Boca Juniors, el rival histórico de River, e Independiente.

Presidido desde hace un año por Daniel Passarella, ex jugador y director técnico del club, River había ganado su último título en el Clausura 2008, conducido por Diego Simeone.

Nota con despacho de agencias: AFP, Télam y Noticias Argentinas


Sección :



0 comentarios