El escenario callejero ubicado en el Pasaje Caminito y Magallanes regresa mañana. Habrá funciones los días miércoles, viernes y domingos a las 19, con entrada libre y gratuita.

Al aire libre. Así era el escenario. (Foto del libro "Didascalias del Teatro Caminito", de D. Kehrig / Web Fund. PROA)

Con la obra “Los veraneantes”, mañana volverá a levantarse el telón del Teatro Caminito de La Boca, ubicado en el Pasaje Caminito y Magallanes, en el barrio porteño de La Boca, después de 41 años de permanecer cerrado.

La reapertura, a cargo del Ministerio de Cultura de la Ciudad, será mañana a las 20, con la obra “Los veraneantes”, de Máximo Gorki, adaptada y dirigida por Lautaro Vilo. En ese horario se realizará un homenaje a Cecilio Madanes, creador del teatro, y a las 20.30 se dará inicio a la función.

Según se informó, el Teatro Caminito será un espacio al aire libre que ofrecerá programación teatral y musical durante el verano. Esta reapertura se lleva a cabo en el marco de colaboración entre el Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación PROA.

Habrá funciones hasta el 22 de febrero los días miércoles, viernes y domingos a las 19, con entrada libre y gratuita, que se suspenden por lluvia. El espacio cuenta con capacidad limitada. La dirección del teatro estará a cargo de Martín Bauer, músico, compositor y director.

El Teatro Caminito fue creado por Madanes, escenógrafo, director y productor teatral, en 1957, y considerado un espacio de excelencia por importantes nombres de las artes. Se trató de una experiencia de teatro callejero que se extendió entre 1957 y 1973, año en que el telón bajó por última vez.

Fueron reubicadas a un complejo habitacional ubicado en el barrio de Barracas, cerca del asentamiento Villa 26, donde vivían.

El complejo de viviendas de calle Luzuriaga se compone de 125 unidades en 6 edificios (Foto: Google Street Wiew, de julio de 2014)

El Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires anunció que finalizó la reubicación de 125 familias de la Villa 26 a un complejo habitacional ubicado en el barrio porteño de Barracas. Así, concretó el traslado de las personas fuera del denominado camino de Sirga.

Un equipo multidisciplinario del Instituto de Vivienda, que incluyó asistentes sociales, psicólogos y el personal de campo que acompañó a las familias durante los últimos meses, efectivizó el traslado de las 125 familias y la posterior demolición del sector del asentamiento. El proceso duró cinco días.

El presidente del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), Emilio Basavilbaso, señaló: “La relocalización es el resultado de un año de trabajo y acompañamiento con cada una de las familias. Sabemos que se trata de un cambio de vida y de una nueva etapa para ellos, por eso nuestra función trasciende una mudanza, ya que significa un antes y un después en sus vidas”. “A partir de hoy, 125 familias comienzan una nueva historia de la que con orgullo podemos decir que somos parte”, añadió.

Las familias se mudaron con la escritura formal de su vivienda ya firmada al conjunto habitacional Luzuriaga, de Luzuriaga 837, en Barracas. Se compone de 125 unidades funcionales, divididas en seis edificios independientes dentro de un mismo terreno y con libre circulación entre ellos. La tipología de construcción utilizada es tradicional y fue finalizada en tiempo récord para poder relocalizar a los habitantes de la villa 26 en tiempo y forma. Las familias pagarán por las viviendas entre 400 y 800 pesos mensuales, gracias a préstamos a tasa escalonada otorgados por el IVC.

Ni bien cada familia iba dejando las precarias casillas, fueron demolidas para dar paso a las fuerzas de seguridad para que custodiaran el sector. Formaron parte del operativo más de 200 agentes de seguridad, entre Policía Federal, Gendarmería Nacional, Defensa Civil, Bomberos y Policía Metropolitana.

Desde 2012, el IVC trabaja en las relocalizaciones del camino de Sirga en el marco del trabajo de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), integrado por Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Dicho camino de Sirga es la franja ribereña del Riachuelo, que debe ser desalojado de acuerdo al plan de limpieza del curso de agua. En ese contexto, el IVC tiene bajo sus competencias la relocalización de las familias provenientes de asentamientos que se encuentran dentro del límite físico de distancia con el Riachuelo establecido judicialmente. Ya ha completado cinco procesos de relocalización de 400 familias provenientes de los asentamientos Magaldi, Luján, 21-24 y El Pueblito.

Fue encontrado muerto en su departamento con un tiro en la sien, pocas horas antes de presentarse ante una comisión de Diputados para dar detalles sobre la acusación de “encubrimiento” producto del memorándum que el país firmó con Irán. La fiscal a cargo de la investigación por el fallecimiento aseguró que no hubo intervención de terceras personas, aunque no descarta ninguna hipótesis. En una carta publicada en Facebook, Cristina habló de suicidio. La oposición pidió que se investigue hasta las últimas consecuencias.

En medio de un gran operativo, se trasladó el cuerpo del fiscal.

El país amaneció ayer conmocionado por la noticia de la muerte del fiscal Alberto Nisman, ocurrida pocas horas antes de dar detalles ante una comisión de Diputados sobre la denuncia que apunta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman, al diputado de La Cámpora Andrés Larroque, al piquetero Luis D’Elía y al líder de Quebracho Fernando Esteche por encubrimiento de terroristas de Irán en la causa por el atentado contra la sede de la AMIA en 1994. El hecho sacudió a la clase política e impactó fuerte en la sociedad, que se movilizó en distintos puntos de Argentina para reclamar que se sepa la verdad sobre lo sucedido.

Nisman, de 51 años y era el fiscal especial a cargo de la investigación del atentado contra la mutual judía desde 2004, fue hallado muerto ayer con un tiro en la sien en el baño de su departamento de la exclusiva torre Le Parc del barrio porteño de Puerto Madero. La madre fue quien lo encontró tras ser contactada por la custodia personal del fiscal, unos 10 agentes de la Policía, que alertaron a la familia porque no respondía llamadas.

Durante la madrugada, se desplegó un gran operativo en las inmediaciones de la torre Le Parc de Puerto Madero, donde estuvo presente el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni. La fiscal a cargo de investigación, Viviana Fein, confirmó que “no hubo intervención de terceras personas” y que el disparo procedía de una pistola de calibre 22 encontrada bajo el cuerpo de Nisman. El arma no era de él. De acuerdo al informe que arrojó la autopsia –que se conoció apenas comenzada la tarde-, el fiscal murió como consecuencia de un balazo que penetró dos centímetros por encima de la oreja por el parietal derecho de la cabeza. Sin embargo, aseveró que se investigará si la muerte fue un “suicidio inducido”.

Según la versión oficial, en el departamento había documentos sobre la denuncia contra Cristina, Timerman y otros dirigentes afines al kirchnerismo que el fiscal iba a presentar ayer a las 15 en la comisión de Diputados.

Por la mañana, con la noticia sacudiendo a la clase política y conmoviendo a la sociedad, que comenzaba su día, se empezaron a conocer las reacciones desde el oficialismo y la oposición. En su tradicional conferencia de prensa en Casa Rosada, aunque esta vez no respondió preguntas, el jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, se limitó a ratificar la información del comunicado difundido por el Ministerio de Seguridad durante la madrugada, más allá de que manifestó su “apoyo” para “garantizar el esclarecimiento de este hecho doloroso”.

“Los custodias recogieron a la madre, la llevaron al departamento, la puerta estaba cerrada con la llave colocada en la cerradura por dentro, se convocó a un cerrajero, la madre ingresó y encontró a Nisman caído en el baño bloqueando la puerta”, dijo.

Por su parte, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, se declaró “estupefacto” por lo ocurrido, y señaló que “la muerte de Nisman no tiene de normal absolutamente nada”. El funcionario, conjeturando un posible suicidio, expresó que “uno tendría que tener un elemento desconocido para poder apreciar qué pasaba por la cabeza del fiscal para tomar una decisión de esta característica”.

Desde Nueva York, el canciller Timerman, acusado por Nisman, lamentó la muerte del fiscal y pidió Justicia: “Espero que la Justicia prontamente puede determinar la forma en que murió, que la Justicia pueda avanzar en este tema, y se esclarezca”, sostuvo ante los periodistas luego de su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Todo el arco opositor manifestó su estupor la muerte de Nisman y reclamó que la investigación llegue hasta las últimas consecuencias. La diputada nacional del PRO Patricia Bullrich denunció: “Que un fiscal muerto antes de dar un informe al Congreso en una causa donde hay terrorismo internacional me parece de una enorme gravedad”. Ella fue quien había invitado al fiscal a que expusiera los fundamentos sobre las acusaciones y añadió que el sábado se había comunicado con Nisman por teléfono en tres ocasiones y le mencionó que había recibido amenazas.

El jefe de Gobierno porteño y precandidato del PRO a la presidencia para las elecciones de octubre, Mauricio Macri, pidió “investigar hasta las últimas consecuencias” la muerte de Nisman, reclamó que la Justicia “actúe de forma independiente, rápida y contundente” para esclarecer las causas y remarcó que “si esta muerte termina en más impunidad es un desastre para el futuro institucional de nuestro país”. También lamentó el “enorme daño” para Argentina en el ámbito internacional que genera la noticia.

Para la líder de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió, el hecho fue “un asesinato” y que esta muerte “era previsible”.

El líder del Frente Renovador y aspirante a la Casa Rosada, Sergio Massa, exigió que no quede “impune” la muerte de Nisman, la que consideró como una “mancha de sangre que ha caído sobre las instituciones” del país, y pidió la apertura de sesiones extraordinarias en el Congreso para dejar sin efecto el Memorándum con Irán.

“Es imprescindible que todos aquellos que tenemos responsabilidad institucional en la Argentina nos expresemos, porque la sociedad así lo espera”, agregó el diputado. En ese mismo sentido se expresó el diputado de la Unión Cívica Radical Julio Cobos, al remarcar que “todos estamos esperando las palabras de la Presidenta”.

Cristina no hizo declaraciones, aunque publicó una extensa carta en la red social Facebook, titulada “AMIA, otra vez tragedia, confusión, mentiras e interrogantes”. Es un texto muy autorreferencial, en el que habló de “suicidio” y se permitió dudar sobre el accionar del fiscal, su repentino regreso al país y denunció la existencia de una historia “muy sórdida” y de “interrogantes” tras la muerte del Nisman, a la vez que defendió los intentos del Gobierno por esclarecer el atentado.

“En el caso del ¿suicidio? del fiscal a cargo de la causa AMIA, Alberto Nisman, no sólo hay estupor e interrogantes, sino que además una historia demasiado larga, demasiado pesada, demasiado dura, y por sobre todas las cosas, muy sórdida. La tragedia del atentado terrorista más grande que se produjo en la Argentina”, escribió la mandataria. La Presidenta apuntó también contra intentos de “desviar, mentir, tapar y confundir” sobre el atentado terrorista y cargó contra agentes de inteligencia y medios de comunicación críticos de su Gobierno.

Por la tarde, había ordenado que se desclasificara el material de inteligencia utilizado por Nisman para fundamentar sus acusaciones.

El juez Ariel Lijo suspendió sus vacaciones y regresó a la Ciudad de Buenos Aires rápido para tramitar la denuncia de Nisman y pidió con urgencia que sean resguardadas las pruebas que manejaba, en referencia a las más de 300 escuchas telefónicas que utilizó en parte para realizar la denuncia. El fiscal estuvo en el centro de la escena desde hace casi una semana, ya que –tras ocho años de investigaciones- el pasado miércoles denunció a Cristina, a Timerman y a dirigentes afines al oficialismo por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán para poder interrogar a los acusados en un tercer país y así avanzar en una causa estancada desde hace veinte años incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA de julio de 1994 que dejó 85 muertos y 300 heridos a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos.

Nisman había asegurado que tenía pruebas que demostraban, tal como apuntaba la investigación y la comunidad judía, que Irán y la organización Hezbolá estuvieron detrás de la planificación y ejecución del ataque terrorista.

Tanto periodistas que tenían un contacto asiduo con el fiscal, como así también sus colaboradores, dijeron que Nisman había sufrido amenazas y tomaron peso declaraciones recientes que él hizo en las que comentaba que le había advertido a una de sus hijas que se preparara para escuchar “cosas terribles” de su padre. El fiscal había interrumpido sus vacaciones en España y regresado al país para divulgar la denuncia.

El Gobierno Nacional apuntó contra Nisman y lo acusó de mentir y dejarse llevar por una interna en los servicios de inteligencia tras el relevo en la cúpula de ese organismo. Y defendió el memorándum con Irán para investigar a los acusados por la planificación y ejecución del ataque, en concreto cinco ex funcionarios de ese país, entre ellos un ex presidente, actuales ministros y dirigentes religiosos locales, que tienen pedido de captura internacional de Interpol solicitado por la Justicia argentina.

Desde marzo de 2012, se espera la fecha de un juicio contra el ex presidente Carlos Menem, acusado de “encubrimiento agravado” por la llamada “conexión local”, que brindó la logística para perpetrar el atentado.

La noticia del hallazgo de Nisman muerto en su casa circuló rápido en las redes sociales. Allí, tanto políticos, magistrados, periodistas como ciudadanos usaron estos espacios para opinar sobre el hecho. En Twitter, al momento del cierre de esta nota, seguía siendo tema del momento. Justamente las redes sociales fueron el ámbito en el que se organizó una convocatoria en Plaza de Mayo, que se replicó en otros puntos del país, para exigir que se aclare la muerte del fiscal.

Nutrida concentración en Plaza de Mayo para pedir que se esclarezca la muerte de Nisman. Se replicó en otros puntos del país.

En la Ciudad, la concentración fue muy nutrida en Plaza de Mayo, donde personas llevaban banderas y carteles hechos a mano y a computadora, algunos más grandes, y otros más chicos, con consignas como “Yo soy Nisman”, “Justicia por Nisman” o “Todos somos Nisman”. Un buen número de personas también se manifestó frente a la Quinta Presidencial de Olivos, aunque se replicó en distintas esquinas porteñas y en otros puntos del país, que hicieron sonar cacerolas y bocinas. Hubo diferentes cantos e incluso gritos de “asesina” dirigidos a la Presidenta.

La concentración en la histórica plaza de Buenos Aires tuvo algunos momentos tensos y de incidentes menores cuando algunos manifestantes intentaron tirar las vallas que acordonaban la Casa Rosada y la Policía respondió con gas pimienta.

Nota con despachos de agencias EFE y AFP y Noticias Argentinas
Reeditada a las 15.30 del 20/1

El líder del PRO quería que fuera su compañera de fórmula para las presidenciales, pero no pudo convencerla. La senadora competirá en las primarias del macrismo con el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el vicepresidente de la Legislatura, Cristian Ritondo; y el senador Diego Santilli.

Macri, en el centro. A su lado, Larreta y Michetti, que serán rivales en la interna por la sucesión en la Ciudad. (Foto: DyN/Archivo)

Finalmente, Gabriela Michetti consiguió lo que quería: ser precandidata a jefa de Gobierno porteño. Tras advertir que dejaría la política si Mauricio Macri no la habilitaba para competir en la Ciudad para que lo acompañe en las presidenciales, el líder del PRO le dio luz verde a la senadora para que se postule en las primarias locales, lo que dejó abierto el debate en el seno del partido en torno a la definición del compañero de fórmula para la contienda electoral por la Casa Rosada.

La decisión se tomó el jueves último por la noche, en una tensa reunión de la plana mayor del PRO en el hotel Four Seasons, en la que estuvieron Macri, Michetti; el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el secretario General del Gobierno porteño, Marcos Peña; el ministro de Gobierno y armador del PRO, Emilio Monzó; el titular del partido, Horacio Schiavoni; y el jefe del bloque en la Cámara de Diputados de la Nación, Federico Pinedo.

Con esta definición, las fichas que el macrismo pondrá en la Ciudad en las primarias porteñas de abril son Michetti –actual senadora nacional-; Rodríguez Larreta; el vicepresidente de la Legislatura local, Cristian Ritondo; y el senador Diego Santilli. Todos manifestaron su intención de competir por el sillón que dejará el líder del PRO en diciembre de este año.

“Un sano, productivo y amplio intercambio de ideas nos llevó a tomar la decisión de participar en las PASO de la Ciudad de Buenos Aires”, señaló Michetti a través de un comunicado, una vez que se oficializó su precandidatura.

La senadora, que fue vicejefa de Gobierno entre 2007 y abril de 2009, cuando renunció para presentarse a las elecciones legislativas de ese año, remarcó que participará de las primarias locales “con la idea de seguir transformando la vida de los porteños, como hizo exitosamente el PRO en los últimos siete años”.

Y elogió al líder de la fuerza que integra: “Mauricio Macri, como presidente, realizará el cambio que todos deseamos; y como lo hice en toda mi vida pondré lo mejor de mí para contribuir a la realización de ese objetivo que es común a la mayoría de los argentinos”.

Así, el PRO puso fin a una de las principales incógnitas en el seno del partido, ya que Michetti insistía en competir en la Ciudad mientras que la mesa chica la quería como compañera de fórmula de Macri para las presidenciales. Incluso, días atrás, el alcalde había dicho que Rodríguez Larreta era el candidato que “más conoce la gestión” porteña, una frase que fue interpretada, dentro y fuera de la fuerza, como un aval para el jefe de Gabinete, a pesar de que la senadora cuenta con una muy buena imagen entre el electorado, motivo por el que la quería en el binomio presidencial.

La idea de que Michetti fuera candidata a vicepresidenta de Macri formaba parte de la estrategia planteada por el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba de instalar al PRO como “tercera vía” al presentarse en la carrera por la Casa Rosada con una fórmula pura, es decir, sin extrapartidarios. Pero el hecho de que Macri aceptara que la senadora compita en Capital abre un nuevo interrogante en el partido: quién lo acompañará en la boleta para las presidenciales, lo que vuelve a dejar abierta la puerta a que sea un dirigente extrapartidario.

La idea de una fórmula abierta es defendida en el macrismo por el armador nacional del PRO, el ministro de Gobierno Emilio Monzó, quien es el artífice del acercamiento con algunos sectores de la Unión Cívica Radical.

Una de las opciones que se analizó en varias oportunidades era que Macri llevara como compañero de fórmula al presidente de la UCR, Ernesto Sanz, quien mantiene una amistad con Michetti y su principal interlocutora con el PRO. Pero el senador ya blanqueó su estrategia de participar en una gran primaria donde compitan él, Macri y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, sin descartar la participación de la diputada Elisa Carrió, quien dejó en claro su rechazo a cualquier tipo de acercamiento con el ex intendente de Tigre.

Nota con despachos de agencias Noticias Argentinas y Télam

El economista y periodista rechazó la propuesta del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, que tendrá que buscar un postularse. Y el diputado K tiene “ganas” de competir, pero reconoció que aún no hay una decisión en el partido.


Este verano, la política no se toma vacaciones. A algo más de tres meses de las primarias porteñas, siguen barajándose nombres para jugar en la carrera por la Ciudad: el economista y periodista Tomás Bulat se bajó como precandidato a jefe de Gobierno por el Frente Renovador; y el diputado nacional del Frente para la Victoria Juan Cabandié manifestó que tiene “ganas” de postularse aunque reconoció que el kirchenrismo aún no definió quién competirá por Bolivar 1.

Uno no quiere…

Tanto fuentes del massismo como desde el entorno de Bulat confirmaron que el economista y periodista “no se subió” a la propuesta que le había realizado el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien tendrá que buscar un nuevo postulante. “No hubo una propuesta firme. Sí un sondeo, y no se subió”, dijeron desde la fuerza del diputado nacional y ex intendente de Tigre para explicar la declinación al ofrecimiento.

Massa tenía previsto anunciar “en los primeros días de enero” al precandidato a jefe de Gobierno, al que ya tenía “elegido”, y desde el Frente Renovador señalaban a Bulat. El lunes, el periodista participó del programa televisivo “Intratables”, que se emite por América, y al ser consultado respecto de su posible postulación por la Ciudad, contestó: “Recibí un ofrecimiento de Sergio Massa, que estoy evaluando y no decidí nada”.

Puede no desvelarlo, pero Massa tendrá que definir quién competirá por la Capital Federal, ya que además de la negativa de Bulat, se suma la anterior del ex ministro de Economía Roberto Lavagna. Y el tiempo no sobra: el de marzo vence el plazo para la presentación de listas de precandidatos.

El armador del massismo en la Ciudad, el ex legislador porteño Diego Kravetz, dijo al respecto que hay “una estructura de dirigentes por comunas, y obviamente va a haber una propuesta electoral”. Además, sostuvo: “No descartamos una alianza con otras fuerzas políticas que sí sean opositoras al macrismo y que no sean kirchneristas”.

Desde el Frente Renovador analizan apoyar la precandidatura a jefa de Gobierno de la legisladora capitalina Graciela Ocaña, que anunció que se presentará con su propia fuerza, Confianza Pública. Y no descartan impulsar a Kravetz o al economista Guillermo Nielsen para competir contra la ex titular del PAMI en una interna opositora el 26 de abril, cuando se lleven a cabo las primarias en la Ciudad.

Otro se anota…

“Tengo ganas de ser jefe de Gobierno, pero dentro del Frente para la Victoria aún no definimos quién será el candidato”, dijo el diputado nacional porteño K Juan Cabandié, que así quiere anotarse para competir por la Ciudad.

En una entrevista que dio al diario Tiempo Argentino, Cabandié sostuvo: “Tenemos que discutirlo entre los compañeros del Frente para la Victoria y llevarle alternativas a la presidenta” Cristina Fernández de Kirchner.

El diputado, y ex jefe de la bancada kirchnerista en la Legislatura porteña, no dejó pasar la oportunidad de criticar la gestión macrista, al apuntar a la “crisis habitacional” en el distrito. “La crisis habitacional la padecen distintos sectores socioeconómicos, como los jóvenes que conformaron pareja y viven hacinados en la casa de sus padres. También los que alquilan y los altos precios les comen una parte importante de sus ingresos”, expresó.

“Hay que mejorar la infraestructura escolar, los hospitales y la descentralización en salud. Salvo en Villa Lugano, donde el PRO llama hospital a algo que no lo es, no hacen falta más hospitales”, señaló.


Nota con despachos de agencia Noticias Argentinas

En los barrios de Belgrano y Recoleta llegaron a subir un 40 por ciento; en Almagro, el 37, para conformar el top 3 de los que tuvieron la mayor variación. En promedio en Capital, el alquiler de un departamento dos ambientes se ubicaba en casi 4.600 pesos en noviembre pasado.

El informe señala que el alza de los alquileres fue más bajo que la variación del incremento de  los precios minoristas.

El alquiler de un departamento usado en la Ciudad de Buenos Aires aumentó un 30 por ciento promedio en 2014, de acuerdo a un informe de la Dirección General de Estadísticas y Censos del Gobierno porteño. Los barrios que encabezan el top 3 de los que más aumentaron en el último año son Belgrano, Recoleta y Almagro.

El informe oficial del Ejecutivo porteño da cuenta de que los barrios de Belgrano y Recoleta tuvieron la variación más alta, con 40 por ciento de incremento de alquileres entre noviembre de 2014 y el mismo mes de 2013. Y ubica a los barrios de Núñez, Flores y San Nicolás, como los que menor aumento registraron, con un 10 por ciento el primero y un 25 por ciento los dos restantes.

Para poner en números a los que integran el podio de los que más subieron, en Belgrano una unidad de 50 metros cuadrados pasó de 3.668 a 5.145, es decir, una variación del 40 por ciento; en tanto que en Recoleta pegó un salto de 3.478 en 2013 a 4.870 pesos a fines de 2014. El tercer puesto se lo quedó Almagro, con un alza en los alquileres del 37 por ciento, seguido de Caballito y Villa Devoto, para conformar el top 5, con incrementos del 36 y 35 por ciento, respectivamente.

Si se considera el promedio total de la Ciudad, un alquiler de un departamento dos ambientes usado se ubicaba en 4.583 pesos en noviembre de 2014, con una suba promedio del 30 por ciento con relación a igual mes de 2013.

En los barrios de Villa Devoto, Villa Urquiza y Villa del Parque, la suba osciló entre un 35 y un 35 por ciento. En Balvanera, Villa Crespo y Palermo, los aumentos se ubicaron entre un 26 y un 29 por ciento, siempre tomando como referencia un dos ambientes de 55 metros cuadrados aproximadamente.

El informe del Gobierno porteño señala que el alza de los alquileres fue más bajo que la variación del incremento de los precios minoristas, que arrojó una suba del 39,1 por ciento, y estuvo por debajo de la mejora que tuvieron los salarios del 34,9 por ciento en el período consignado, siempre de acuerdo a las cifras de la Dirección General de Estadísticas de la Ciudad.

El relevamiento realizado por la administración porteña no incluye el alquiler promedio en barrios como Barracas, La Boca y Parque Patricios, en el sur de la Capital. Asimismo, aclara que la oferta de alquileres en Palermo, Caballito, Belgrano, Recoleta y Almagro concentró poco menos de la mitad de la oferta de superficie y unidades en alquiler.

Nota con despacho de agencia Noticias Argentinas

Se trata de la estructura metálica que conecta la avenida 25 de Mayo, del partido bonaerense de San Martín, con las calles Cochrane y Concordia, de Capital. El viejo será demolido.

Todo listo. Así estaba el puente el 30 de diciembre. (Foto cortesía foro SkyscraperCity)

El nuevo puente metálico “25 de Mayo”, instalado recientemente por sobre la avenida General Paz y que reemplazará al que hasta ahora conectaba los barrios porteños de Villa Pueyrredón y Villa Devoto con el partido bonaerense de San Martín, será inaugurado al tránsito hoy al mediodía en un acto que encabezará el ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido.

Este nuevo puente está ubicado en el kilómetro 8 de la avenida General Paz y su intersección con la avenida 25 de Mayo –lado Provincia- y las calles Cochrane y Concordia lado Capital-, reemplazará al preexistente de hormigón y piedra, que próximamente será demolido.

La nueva estructura metálica permitirá mejorar el tránsito y agilizar la conexión entre los barrios capitalinos de Villa Pueyrredón, Villa Devoto y el partido bonaerense de San Martín, ubicados en las márgenes de la General Paz.

Además, al eliminarse los apoyos centrales en los antiguos puentes, permite la construcción del cuarto carril en ambos sentidos de circulación sobre la calzada central de la General Paz, para agilizar el ritmo de circulación.

Y, como obras complementarias, se ensancharon ambas calles frentistas, se construyó una nueva conexión con la avenida 25 de Mayo –lado Provincia-, se adecuaron los semáforos y las veredas de circulación peatonal.

El nuevo puente metálico tiene 42 metros de extensión y 13,50 metros de ancho; pesa 150 toneladas y contiene una calzada central de 8 metros que da capacidad a dos carriles vehiculares y dos veredas de 1,30 metros cada una para la circulación de peatones.

La estructura, que fue construida en un taller especializado en la ciudad de Santa Fe, fue trasladada en piezas en distintos viajes. El montaje se realizó el fin de semana del 12 de octubre.

Esta obra forma parte del programa de ampliación de la General Paz para mejorar el tránsito de esta avenida de circunvalación que se complementará con los dos nuevos puentes metálicos de la avenida Beiró que ya se encuentran en etapa de ensamblado y se prevé su montaje dentro de los próximos meses. Y, en simultáneo, está en ejecución la construcción de los cuartos carriles en el tramo de la avenida 25 de Mayo hasta Acceso Oeste, junto con el ensanche de muros y puentes.

Las altas temperaturas que se vienen registrando en el Área Metropolitana de Buenos Aires sumado a una mayor demanda de energía eléctrica derivan en cortes de luz que afectan a los vecinos de varios barrios porteños. Ayer, grupos de  personas afectadas por la interrupción del suministro cortaron calles en Villa Crespo y Balvanera.

Tránsito caótico por piquete de vecinos indignados por falta de luz en Corrientes y Ecuador. (Foto cortesía Twitter A. Sánchez Berger)

Ayer, un grupo de vecinos cortó la avenida Corrientes en la esquina con Gurruchaga, lo que generó congestión de tránsito. Comentaron que “desde hace cinco días” están con cortes reiterados del suministro eléctrico, ya que “unas tres o cuatro veces por día cortan la luz y vuelve”. “Tenemos mucho miedo que cuando vuelve la luz dañe electrodomésticos o aparatos. Por eso pedimos una solución rápida y que se terminen los cortes”, indicó una de las personas que se manifestaba.

También manifestaron su bronca con corte de calles los vecinos de Balvanera, que cortaron el cruce de Corrientes y Ecuador. Anoche, en los alrededores del Parque Centenario, en Caballito, algunas cuadras quedaron a oscuras.

Los usuarios afectados informaron a través de las redes sociales las zonas en los que no había luz. Hubo reportes de Flores, Villa del Parque y Monte Castro, en este último caso, hay vecinos que denuncian que no tienen luz desde el lunes e hicieron un piquete en el cruce de las calles Bermúdez y Baigorria. Aunque también se produjeron en zonas de Congreso y San Cristóbal y en algunos puntos del Gran Buenos Aires.

El jueves, habitantes del Barrio Cildáñez de Villa Lugano realizaron un reclamo por falta de luz con corte de la autopista Dellepiane que se extendió por siete horas y que terminó con el desalojo llevado a cabo por las policías Metropolitana y Federal, heridos y detenidos.

Nota con despacho de agencia Noticias Argentinas

Vecinos del Barrio Cildáñez de Villa Lugano cortaron las dos manos en protesta por reiterados cortes de luz. En una acción conjunta, la Policía Metropolitana y Federal desalojó a los manifestantes, que resistían a piedrazos.

(Imagen: Captura TV C5N) 

Un corte de siete horas de la autopista Dellepiane protagonizado por vecinos del Barrio Cildáñez, perteneciente a Parque Avellaneda, que protestaban por reiterados cortes de luz en la zona terminó en incidentes con la Policía Metropolitana y Federal cuando llegó al lugar para liberar el camino. El operativo de desalojo de la vía fue resistido por los manifestantes con piedras, que dejó como consecuencia a una nena de nueve años y seis efectivos heridos y dos detenidos.

Los vecinos del Barrio Cildáñez señalaron que el corte de la Dellepiane lo llevaron a cabo para reclamar por el restablecimiento del suministro eléctrico, ya que denunciaron que las interrupciones son frecuentes desde hace algunos meses. Comenzó alrededor de las siete, y cuando ya habían pasado siete horas, llegó al lugar la Policía Metropolitana y desalojó la autopista con carros hidrantes. Los manifestantes respondían con piedras. Por la lluvia de proyectiles, una niña de nueve años y seis efectivos resultaron heridos.

La fuerza policial porteña informó, a través de un comunicado, que “según parte médico oficial del Hospital Piñero, la menor de edad atendida en la guardia de dicho nosocomio por el doctor Fernando Mayuel presentaba una leve herida cortante en el cuero cabelludo, producto del impacto de un objeto contundente arrojado por los manifestantes”. Y precisó que “la paciente se encuentra dada de alta” y que “producto de los incidentes, seis integrantes” de la Metropolitana “debieron ser atendidos por heridas cortantes y contusiones”.

Los vecinos primero cortaron el tránsito mano hacia Provincia, pero media hora después lo hicieron en ambos sentidos, lo que ocasionó una importante congestión vehicular. Una vecina dijo ante las cámaras que el reclamo se hacía en forma pacífica, pero que la situación se desmadró cuando llegó la Policía: “Ellos entraron y tiraron balas y no se fijaban a quienes le tiraban. Siempre nos tratan de negros villeros. Queremos seguridad por el pibe que se llevaron en la camioneta y por la nena a la que le pegaron”.

El cuerpo de Infantería de la Policía Federal acudió al lugar con un camión hidrante y efectivos con escudos y cascos para repeler las piedras que volaban. Utilizaron balas de goma, y algunos vecinos fueron alcanzados por los proyectiles, ocasionando lesiones leves.

Por los incidentes que se generaron durante el operativo hubo dos personas detenidas. Un vecino acotó: “Esto no tiene que pasar. Nosotros íbamos a levantar el corte si volvía la luz”. El suministro fue restituido minutos después de las 18, en medio de los disturbios y la respuesta policial para concretar el desalojo de la Dellepiane.

Según un comunicado dado a conocer por Edesur, la interrupción del suministro fue por un desperfecto que había sufrido una cámara cercana al Barrio y que varias cuadrillas trabajaron en el lugar.

Hace una semana, los habitantes del Barrio Cildáñez habían realizado otro corte por la falta de electricidad y de agua.


Nota con despachos de agencias Noticias Argentinas y Télam