ENTREVISTA - El senador de mandato cumplido habló con Panorama Ciudad sobre la importancia de que su iniciativa de declaración de utilidad pública y expropiación de la Confitería se haya convertido en Ley.

Después de otros proyectos que fracasaron, debíamos insistir con el nuestro”, dijo el dirigente.

-¿Cómo surgió el proyecto planteado por usted, que se convirtió en Ley?
-Surgió de mi trabajo legislativo con mi equipo de colaboradores, en tiempos de ejercicio de mi representación de la Ciudad de Buenos Aires en el Senado. Después de otros proyectos presentados por otros legisladores, que fracasaron por diversas razones, nos pareció que debíamos insistir con nuestro propio proyecto.

-¿Por qué es tan importante que la Confitería reabra pronto?
-Por muchas razones. La primera, artísticas y monumentales, dado que es un pecado seguir contemplando pasivamente como se viene abajo una de las joyas mundiales del art nouveau. La segunda, históricas, porque la Confitería Del Molino forma parte de la historia del Congreso Nacional, de la cultura literaria, de las familias y sus celebraciones, en fin, de nuestra misma Ciudad en su integración al común de la gente que gozó de sus instalaciones. Y la tercera, urbanísticas, porque el estado actual puede ser riesgoso en varios sentidos y porque su aspecto actual agrede el paisaje urbanístico.

-¿Por qué tuvieron que pasar tantos años para que una iniciativa de esta índole llegara a tener luz verde? Han pasado muchos proyectos que quedaron en los cajones... ¿En qué considera que radica el logro de la propuesta presentada por usted?
-Es una combinación de cosas. Lo principal a destacar es que nuestro logro responde a un modo de practicar la política: poniendo la representación por sobre todo -no hay duda de que esforzándonos en este proyecto honrábamos la representación de la Ciudad de Buenos Aires en el Senado- , y manteniendo un diálogo abierto con todas las fuerzas políticas desde nuestro modesto bloque de Proyecto Buenos Aires Federal. Nuestro proyecto tiene algunas particularidades que merecen destacarse: que sea el Congreso Nacional la órbita del estado en la que quede el complejo, y que incluya una síntesis: el pasado con el museo histórico, el presente con la confitería reabierta y el futuro con el museo de arte nuevo. Y en cuanto a la demora, cabe destacar que los procesos de este tipo, que implican consensos legislativos amplios, son difíciles de lograr. Que se corone en ley nuestro trabajo, aun después de concluido nuestro mandato, vale doble en beneficio de la política.

-¿Qué recuerdos tiene de su paso por esta emblemática Confitería en los años que estuvo abierta?
-Mi memoria me lleva a los años en que trabajaba como corredor para una empresa textil, a comienzos de los ochenta, y paraba allí a regalarme algún postre acompañado de sendos cafés. Todavía se apreciaba su esplendor, pero como un eco del pasado, que hacía a su vez caja de resonancia de cierta melancolía en la pausa del trajín diario.

Nota vinculada:

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto por amplia mayoría. Se estima que las obras de restauración para su reinauguración estarán concluidas en 2016. La administración estará a cargo del Congreso.

(Foto: Cortesía Sebastián Curtem, de http://misfotosdebuenosaires.blogspot.com)

La Cámara de Diputados aprobó ayer por unanimidad y convirtió en ley el proyecto que expropia el inmueble donde funcionaba la histórica Confitería del Molino, frente al Congreso de la Nación, que se hará cargo del edificio de Callao y Rivadavia en el que funcionarán un local de comidas, un museo y un centro cultural.

La ley, que declara la utilidad pública y sujeta a expropiación de la confitería “por su valor histórico y cultural”, se aprobó con 217 votos a favor, y tuvo la abstención del diputado del Frente Renovador Alberto Asseff.

La Confitería del Molino, que fue punto de encuentro de los legisladores de todo el arco político, hace 17 años que está cerrada, lo que llevó a que su edificio se encuentre deteriorado.

De acuerdo a lo que establece la norma aprobada, el Poder Ejecutivo adquirirá el inmueble al precio fijado por el Tribunal de Tasaciones de la Nación y luego lo transferirá sin cargo al Congreso. Y una vez a cargo del Parlamento, la administración del edificio quedará a cargo de una comisión bicameral.

El subsuelo y la planta baja del inmueble serán concesionados para su utilización como confitería, restaurante, local de elaboración de productos de panadería, pastelería o cualquier otro uso afín a esas actividades. Y el resto deberá destinarse a un museo dedicado a la historia de la Confitería del Molino y el rol que tuvo en el crecimiento y consolidación de la democracia.

También funcionará un centro cultural que se llamará “De las Aspas” dedicado a difundir y exhibir la obra de jóvenes artistas argentinos que no haya sido expuesta públicamente en ningún medio.

El proyecto aprobado es una propuesta presentada hace unos años por el senador de mandato cumplido Samuel Cabanchik, que presenció el debate desde el palco.

El titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, celebró la aprobación de la ley: “Recuperamos para todos los argentinos una parte de nuestra historia”. “El Molino no sólo fue un hito para los porteños, sino que además ocupa un lugar de privilegio en la vida política del país porque fue un escenario de encuentro, de discusión y del mismo hecho de hacer política”, sostuvo a través de un comunicado.

Asimismo, señaló que “la recuperación del Molino es un sueño de todos los bloques, y ahora la Cámara de Diputados va a tener el orgullo de recuperar el edificio con un proyecto de restauración según las reglas del arte”.

La confitería se llama Del Molino porque en 1868, el repostero italiano Cayetano Brenna le compró a otro italiano, Constantino Rossi, la Confitería del Centro, que estaba situada en Rivadavia y Rodríguez Peña desde 1821, y la renombró en alusión al primer molino harinero de la Ciudad de Buenos Aires, que funcionaba en la plaza Lorea. En 1904, Brenna compró la esquina de Callao y Rivadavia, a metros de donde se construía el palacio del Congreso Nacional, y allí la mudó en febrero de 1905. El edificio fue inaugurado el 9 de julio de 1916, tras las obras del arquitecto italiano Francisco Gianotti, aunque estuvo completamente terminado recién en 1917.

Un día del verano de 1997, bajó sus persianas y quedó sólo un cartel que decía “cerrado por vacaciones desde el 24 de enero hasta el 14 de febrero”. Nunca reabrió. Los empleados recibieron al tiempo los telegramas de despido en los que les anunciaban el “cierre definitivo del inmueble del establecimiento por causas económicas”.

Desde el día en que bajó sus persianas, hubo varios proyectos y manifestaciones de vecinos que buscaron recuperar el edificio. Ese mismo año se lo declaró Monumento Histórico Nacional. También se presentaron seis proyectos diferentes en la Legislatura porteña entre 2006 y 2012, pero ninguno consiguió dictamen favorable de las comisiones y perdieron estado parlamentario. Lo mismo ocurrió en el Congreso en años anteriores.

Esta vez, el desenlace es otro. Se estima que las obras de restauración para su reinauguración estarán concluidas en 2016, en coincidencia con el Bicentenario de la Declaración de la Independencia. Para que un lugar con historia, en una esquina con historia, recupere su esplendor.

Nota con despacho de agencia Noticias Argentinas

Nota vinculada:

Es uno de los 84 bares notables de la Ciudad. Por sus mesas pasaron célebres escritores y artistas. Había cerrado hace tres meses por problemas económicos. Impresiones.

Ayer, en su reapertura, las mesas volvieron a ser ocupadas. (Foto: EFE)

Es un café ícono de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en una esquina que tiene historia. En una de sus mesas, Ernesto Sábato escribió su célebre novela “Sobre héroes y tumbas”. Y al director Francis Ford Coppola le pareció el lugar ideal para filmar escenas de “Tetro”. Tras tres meses con las persianas bajas, ayer el Bar Británico volvió a abrir sus puertas.

El emblemático café, ubicado en la esquina de Brasil y Defensa, frente al Parque Lezama, en el barrio porteño de San Telmo abrió por la mañana con el mismo mobiliario y esas treinta mesas que fueron testigos silenciosas de la historia.

Allí, en ese bar que fue fundado con el nombre de “La Cosechera” a principios del siglo XX como una pulpería y que en 1928 fue rebautizado como Bar Británico ya que era frecuentado por trabajadores ingleses del ferrocarril, Sábato escribió “Sobre héroes y tumbas”; Coppola filmó “Tetro”; y el brasileño Walter Salles eligió al lugar para escenas de “Diarios de motocicleta”. Es que este café, declarado Bar Notable de la Ciudad en 1998, fue refugio de escritores para crear sus obras y personajes y elegido en varias oportunidades por reconocidos directores como locación de filmación.

En 1982, durante la Guerra de Malvinas entre Argentina y el Reino Unido cambió su nombre por el de “Bar …tánico”, aprovechando a su vez la caída de parte de su luminaria.

Durante años, este mítico reducto porteño, que es uno de los Bares Notables más famosos de Buenos Aires, fue atendido por José Trillo, Pepe Miñones y Manolo Pose, tres españoles que se hicieron cargo del local. Lo mantuvieron abierto las 24 horas, lo que lo convirtió en un punto ineludible para artistas bohemios.

Un día doloroso para la historia de los bares en la Ciudad -y para los vecinos de San Telmo en particular- fue el 23 de junio de 2006, cuando cerró sus puertas porque los dueños del local decidieron no renovarles el contrato a los gallegos, lo que entristeció y motivó la protesta de vecinos y artistas, entre ellos Joaquín Sabina. Pero reabrió al año siguiente con un nuevo dueño, Agustín Sousa, que al no poder mantenerlo terminó primero funcionando con horarios irregulares y luego se vio obligado a bajar las persianas, lo que sorprendió y volvió a generar tristeza.

Ayer, los cafés volvieron a ser los protagonistas de las mesas del Británico. En otras también acompañaban medialunas. Y los vecinos, algunos turistas y clientes ocasionales se acercaron, contentos, por esta nueva reapertura.

El nuevo dueño, Norberto Aznarez, dijo a la agencia italiana ANSA que así se recupera “este ícono de la Ciudad que tiene una impronta muy fuerte de la gastronomía gallega”. “Vamos a respetar la estructura tradicional”, prometió, para luego rematar: “El bar es de la gente, es parte de la cultura popular”. De eso se trata.

Notables, pero desprotegidos

Impresiones. Por F.C

“Para la Ciudad es muy importante preservar estos lugares”, dijo sobre los Bares Notables el Ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi. Estos 84 reductos que por historia, antigüedad o diseño arquitectónico, o por notoriedad o la importancia social que tienen son patrimonio porteño, están protegidos por la ley de Bares Notables –aprobada en 1998- con el objetivo de “promover cafés, bares, billares y confiterías notables”, ya que preservan nuestras tradiciones y le otorgan un valor propio. Pero dicho reconocimiento, que brinda asesoramiento y programación artística gratuita a estos bares, parece darle sólo un apoyo simbólico porque no se les brinda herramientas para que puedan hacerle frente a las dificultades financieras que llevaron en algunos casos a que tuvieran que bajar sus persianas, como el Argos, el Aragón, el Británico (que reabrió ayer) o la confitería Richmond, hoy convertida en local de venta de indumentaria deportiva, por citar algunos. Y no impide cierres ni cambios de actividad.

Por eso, mientras la UNESCO analiza los documentos presentados por la Ciudad para que se declare el hábito de tomar café como Patrimonio Intangible de la Humanidad (se estima que hay más de 7000 bares en Capital), se ve con buenos ojos que el Gobierno porteño haya enviado el mes pasado un proyecto de ley a la Legislatura para eximir del pago de ingresos brutos a estos establecimientos que tengan una facturación mensual inferior a los 120 mil pesos, cifra que la mayoría no supera. De aprobarse, se trataría de la primera acción concreta desde el punto de vista económico que toma el Ejecutivo local para protegerlos. Y resulta necesaria, para que puedan resistir sin perder ese esplendor que los caracteriza, más allá de que cambien las formas y costumbres de algo tan nuestro como tomar café.

El nuevo modelo será de tamaño y color único y regirá para autos, motos, maquinaria agrícola, vial e industrial. Tendrá código de seguridad, y contendrá los datos del rodado, del titular, y si corresponde, el de la persona autorizada a conducirlo. Se iba a implementar en octubre pero tuvo que ser postergada por problemas de impresión.

Tarjeta verde. Actualmente hay cédulas de distintos colores para identificar diferentes tipos de vehículos. 

Las actuales cédulas verdes y azules para los vehículos pasarán a ser historia. Antes de fin de año, los Registros de la Propiedad Automotor comenzarán a entregar una nueva cédula de identificación del automotor.

El nuevo modelo de identificación será único en color y tamaño, tendrá código de seguridad y contendrá los datos del automotor, titular; y si corresponde, el del autorizado a conducir dicho vehículo, según anticiparon fuentes de la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad Automotor (DNRPA) a la agencia Noticias Argentinas.

Esta nueva identificación reemplazará a las actuales cédulas para automotores, motos, máquinas agrícolas, viales e industriales; y a las cédulas azul y rosa, que autoriza a terceros a conducir coches y motos respectivamente. Estará impresa en papel “teslin”, que brindará mayor seguridad a la documentación al reducir la posibilidad de ilícitos de los que son víctimas muchas personas.

La medida debería haberse implementado desde el pasado primero de octubre, pero la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad Automotor (DNRPA), que depende del Ministerio de Justicia, tuvo que postergarla por problemas en la impresión.

Estas nuevas cédulas serán impresas por la Casa de la Moneda y se entregarán con los trámites que se presenten a partir de su implementación, por lo que no será necesario recurrir a los Registros para canjear las actuales.

Por la demora en la implementación, la DNRPA tuvo que recurrir en dos oportunidades a la entrega de constancias provisorias de identificación, que hoy en día se entregan a quienes adquieren un vehículo hasta tanto comience a operar la nueva cédula. Y se seguirán otorgando, por lo menos, hasta el 30 de noviembre próximo, ya que luego debería hacer su debut la cédula única.

Esta nueva identificación forma parte de la política de simplificación administrativa dispuesta por la DNRPA, que también incluye reducción de formularios y cargas electrónicas. “La modernización y la eficiencia del sistema también se verá reflejada en medidas de simplificación administrativa, como la reducción en el número de formularios, que pasará de los 103 vigentes a un total de 16”, precisó el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak.

Hasta el momento, se han sustituido las solicitudes tipo 59, 59M y 59C por el 59 único; se ha modificado la impresión del recibo de aranceles y el título del automotor. También se suprimió la anulación del triplicado de la solicitud tipo del formulario 08.

En febrero pasado, se implementó el Sistema de Trámites Electrónicos (SITE), que permite hacer algunas de las gestiones a través de Internet y tiene el objetivo de eliminar gradualmente la carga manual de datos en un formulario por la carga electrónica, que incorpora al concepto de “ventanilla única” el de “ventanilla electrónica”. Los trámites que se pueden hacer vía web son: cédulas de identificación del automotor, adicionales de cédulas, renovación de cédulas, reposición de placa metálica y duplicado de título.

Este año, la registración de vehículos cumplió 50 años, ya que en 1964 se realizó el primer trámite, en la Capital Federal: el de un automóvil Siam Di Tella.

Nota con despacho de agencia Noticias Argentinas

Era buscado desde el 10 de octubre pasado, cuando fue visto por última vez en el barrio porteño de La Paternal. Lo reconoció una mujer el miércoles por la noche en la capital bonaerense. Un policía constató su identidad, pero como no registraba pedidos de paradero o captura, lo dejó ir porque no estaban cargados los expedientes sobre su desaparición. Y fueron encontradas en un supermercado de Balvanera dos nenas que eran buscadas en Tortuguitas.

Familiares y amigos de Lucas, en una marcha por su paradero. (Foto: La Nación) 

El joven Lucas Díaz, que había desaparecido el 10 de octubre en el barrio porteño de La Paternal, fue encontrado por una mujer en la ciudad de La Plata. El hallazgo puso en evidencia que no existía ningún pedido de paradero con su nombre en la provincia de Buenos Aires.

De acuerdo a lo indicado por fuentes judiciales a la agencia Noticias Argentinas, el joven que fue encontrado por una mujer el miércoles por la noche, presentaba “buen estado” y fue identificado por la documentación personal que portaba. Aparentemente estaba en situación de calle y fue ubicado gracias a un llamado de una vecina platense al 911, que luego se comunicó con la familia de Lucas. La mujer que hizo la denuncia siguió al joven hasta que vio al patrullero.

Díaz le dijo a los policías que se había ido de la casa y dormía en las plazas, y según las fuentes, el joven habría hecho abandono de su hogar por decisión propia.

Más allá de la buena noticia del hallazgo sano y salvo del joven, el hecho puso en evidencia que en el ámbito de la provincia de Buenos Aires no se había cursado la solicitud de paradero, a pesar de la trascendencia pública que tenía.

Cristian, el hermano del joven, dijo ante la prensa que su hermano estaba con la misma ropa que el día que desapareció y manifestó que tanto él como su familia están “muy agradecidos” con la mujer que lo encontró. “Estoy agradecido de por vida. Lo que la mujer hizo, es lo que debemos hacer como sociedad. No hay que bajar los brazos”, añadió.

En la tarde de ayer, la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 37, a cargo interinamente de Ana Yacobucci, confirmó mediante un comunicado que Lucas Díaz fue encontrado en la intersección de las calles 38 y 21 de Plata y que fue trasladado a la sede de la dependencia del Ministerio Público.

En el comunicado se hace referencia a que el subcomisario de la Comisaría 9ª de La Plata Leandro Garizoain identificó al joven, quien le exhibió su DNI y se constató que era Díaz. El funcionario policial, al consultar con la “Oficina de Capturas” del Registro de Antecedentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, no obtuvo ningún resultado ya que no registraba ningún pedido de paradero o captura, por lo que lo dejó ir.

Esa situación fue informada el miércoles por la noche por el Ministerio de Seguridad de la Nación a la Fiscalía, por lo que la secretaria Cándida Etchepare consultó a la División Delitos Interjurisdiccionales para saber por qué la búsqueda del paradero del joven no figuraba en el sistema.

El organismo le informó que había enviado un mail al Departamento Convenio Policial Argentino de la provincia de Buenos Aires, oficina que a su vez constató que tenía en trámite cuatro expedientes, con fecha 20 de octubre, con relación a la búsqueda de paradero de Díaz, y que había retransmitido la información a la Oficina de Capturas del Registro de Antecedentes bonaerense. Esa dependencia informó que “debido a un problema con el sistema y al cúmulo de tareas no habían podido aún cargar los expedientes del 20 de octubre”, motivo por el que Lucas Díaz no estaba registrado.

La fiscal Yacobucci, a cargo de la causa por la desaparición del joven, solicitó la extracción de testimonios del expediente y los remitió a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, para que disponga qué Juzgado deberá investigar el posible incumplimiento de deberes de funcionario público cometidos por personal de la provincia de Buenos Aires.

El joven de 22 años había sido visto por última vez el 10 octubre en el cruce de las avenidas Juan B. Justo y San Martín, en el barrio porteño de La Paternal, a dos cuadras de donde vive, según comentaron sus allegados. Su hermana, Nadia, había relatado que “iba a cenar un asado con amigos en Bernal, Quilmes” que “iba directo para allá y que sabía qué colectivo tomarse”. Ese día, por la tarde, previo a la comida, Lucas iba a pagar el alquiler de su casa –donde vive solo- pero la propietaria del inmueble le avisó a ella que nunca había llegado. El muchacho no tenía teléfono celular, por lo que se comunicaba con sus familiares y amigos por Facebook.

Fueron encontradas en un supermercado porteño las dos nenas que eran buscadas en Tortuguitas

Las dos nenas de 10 y 12 años que eran intensamente buscadas por unos 500 efectivos policiales tras su desaparición en la localidad bonaerense de Tortuguitas, fueron halladas ayer en un supermercado de la Ciudad de Buenos Aires.

La noticia fue confirmada por la mamá de Camila, una de las nenas buscadas, y añadió que las chicas aparecieron en buen estado de salud en un supermercado “Vea” del barrio porteño de Balvanera.

Las menores Camila y Geraldine fueron identificadas por un vecino de la zona, que inmediatamente dio aviso a la Policía. Fueron llevadas de inmediato con su familia.

La madre de Camila, la niña de 10 años, dijo en declaraciones al canal de noticias TN que su hija “tenía notas bajas” y le cerró “una cuenta de Facebook” al enterarse de “que tenía un noviecito”. “Después supe que tenía otra cuenta, en la que nos había bloqueado a toda la familia, y desde ahí se comunicaba”, contó.

“Camila y Geraldine se fueron con mucha ropa. Y en el colegio nos contaron las compañeritas que lo tenían planeado hace un mes. Intentaron hacerlo la semana pasada y no pudieron por la tormenta”, precisó la mamá.

Las nenas son compañeras de quinto grado de la Escuela Nuestra Señora de Fátima. Camila vive en el barrio Fonavi de Garín, partido de Escobar, y Geraldine en Tortuguitas. El miércoles, alrededor de las 16, salieron de la casa de una de ellas y fueron hasta la estación de trenes de Tortuguitas con mochilas en las que llevaban ropa. Allí habían sido vistas por última vez.

En la búsqueda intervinieron más de 500 agentes, entre personal de la comisaría de Tortuguitas y varias jefaturas departamentales de la zona, que buscaron en los alrededores de los domicilios de las menores, en el recorrido que hace el tren Belgrano Norte hasta la terminal de Retiro, además de terminales de micros, estaciones del ferrocarril, hospitales y casas de familias de sus amigos.

Nota con despachos de agencia Noticias Argentinas

Arranca a las 18. Por sexto año consecutivo, habrá recitales y promociones en diferentes circuitos.

El año pasado, el evento convocó a más de 40 mil personas.

Hoy, por sexto año consecutivo, tendrá lugar en la Ciudad la Noche de las Disquerías, con la participación de importantes artistas, descuentos y promociones.

La sexta edición de La Noche de las Disquerías está organizada por CAPIF –la cámara que representa a los sellos discográficos del país-, con apoyo del Ministerio de Cultura porteño, y comenzará a partir de las 18.

Este año participarán artistas como Leo García, Nito Mestre, Alfredo Piro, Esteban Morgado, Sol Pereyra, Diego Frenkel, entre otros. También habrá importantes descuentos y promociones en las 30 disquerías adheridas.

Las actividades comenzarán a las 18 en la disquería Zivals, en la esquina de las avenidas Corrientes y Callao, con un show del cantante Cucuza Castiello, luego dará un show Sol Pereyra, seguido por Nito Mestre y cerrará en ese local La Orquesta Indeseable. Y en el Musimundo de Corrientes 1753, cantará Leo García en un acústico a las 21.

En el circuito Recoleta, en Notorius (Callao 966), el grupo Malamanda presentará a las 19.30 su disco “Rebeldía”. Una hora después se realizará un “Tributo a Piaf”. Y a las 21.30, el show estará a cargo del guitarrista Esteban Morgado. En tanto que en el local Anthology, en la Galería Bond Street –avenida Santa Fe 1670- habrá un show de Valle de Muñecas y Mi amigo invencible desde las 20.

En el circuito Palermo, en RGS Music, Corrientes 5253, estarán desde las 18.30 Javier Díaz González, César Pavón Orquesta, KEF Orquesta de Música Judía, Ignacia y Frenkel. En Piccolo y Saxo –Santa Fe 3591- tendrá a Esteban Morgado desde las 18.30. Y en Miles Disco, Honduras 4969, se sumará Alfredo Piro.

El año pasado el evento convocó a más de 40 mil personas que recorrieron los diferentes circuitos –Centro, Recoleta y Palermo-, y disfrutaron de más de 50 artistas que participaron.

Las disquerías que participan en esta edición son:

Circuito Centro:

* Zivals, avenida Callao 395.
* Musimundo, avenida Corrientes 1753.
* Silbando discos, avenida Corrientes 1543, PB, Centro Cultural de la Cooperación.

También ofrecerán descuentos y promociones:

* El Perseguidor, avenida Corrientes 1718.
* El agujerito, Maipú 971 - Galería del Este - Local 10.
* CDisquería, avenida Corrientes 1274.
* Magimúsica, Avenida Corrientes 1644.
* La cueva musical, Esmeralda 494.
* Oíd Mortales, avenida Corrientes 1145 - Local 17.

Circuito Recoleta:

Notorious, avenida Callao 966.
Galería Bond Street, avenida Santa Fe 1670: (Anthology, local 7 – subsuelo; Thor, local 51).

También ofrecerán descuentos y promociones:

* El Ateneo Grand Splendid, avenida Santa Fe 1860 (Descuento válido de 18 a 22).
* Backstage, avenida Pueyrredón 1537.

Circuito Palermo:

* RGS Music, avenida Corrientes 5233 - Local 2.
* Piccolo y Saxo, avenida Santa Fe 3591.
* Miles Discos, Honduras 4969.
* Naturaleza Música, Nicaragua 5935.
* Compakta, Pasaje El Lazo 3156 - Local 7.
* Mercurio, avenida Santa Fe 2729 - Primer piso - Local 42.
* Club del Disco en Artenomia Bar, Humboldt 1857.
* Tempo, Borges 1666.

También ofrecerá descuentos y promociones:

* Rock `N Freud, Arenales 3337 - Local 2.

Estas disquerías también participan, pero fuera de los circuitos antes mencionados:

* Samy Records, Avenida San Martín 2450.
* LEF, Cuenca 2902; Triunvirato 4673; Devoto Shopping – Quevedo 3365; Boulevard Shopping Adrogué – Hipólito Yrigoyen 13200.
* Kuky Music, Brasil 1160.

Se trata de la doble tilde azul, que confirma que el receptor leyó el texto que le mandaste. El nuevo sistema de notificación empezó a estar disponible en millones de celulares.

Whatsapp ahora te delata: si ves un mensaje y no lo respondés, el que te escribió lo va a saber.

Muchos lo pedían, y muchos otros temían que llegara este día: desde ayer Whatsapp permite saber si un contacto leyó el mensaje que le mandaste. La popular aplicación de mensajería habilitó en su actualización la comprobación de lectura, a través de una doble tilde de color azul, que indica que el mensaje ha sido visto por el receptor.

Hasta ahora la aplicación permitía saber, con la clásica doble tilde gris, si el mensaje había llegado al receptor. Y se trataba de un símbolo ambiguo, ya que siempre quedaba la duda acerca de si ese contacto al que le mandaste el mensaje lo leyó, y era una creencia que se reforzaba cuando lo veías conectado pero no te lo respondía, lo que a más de un usuario le causó más de una vez malentendidos, enojos, reproches y tristezas.

Pero, desde ayer, con la nueva actualización que empezó a correr en millones de celulares de todo el mundo, aunque aún no en todos –se irá extendiendo con el paso de los días- la doble tilde azul permite saber si el receptor leyó el mensaje que le mandaste.

Así, esta aplicación ahora tiene tres notificaciones. Una tilde gris indica que el mensaje salió de tu teléfono y llegó a los servidores de Whatsapp; la doble tilde gris, que llegó al teléfono de tu contacto, y la doble tilde azul, que el texto enviado fue leído por el receptor.

Con esta nueva opción de notificación, Whatsapp cada vez se torna más delator, y suma una función que ya tenían desde antes Telegram o Blackberry Messenger (BBM). Desde ayer, muchas excusas van a quedar en la historia.

Un hombre desató su furia porque llamó para que una grúa de la Ciudad retirara el vehículo de la puerta de su casa, que tenía un cartel de prohibido estacionar, bajada y el cordón pintado de amarillo, pero le dijeron que no podían ir a sacarlo. Los vecinos contaron que no es la primera vez que tiene un comportamiento violento y que varias dejaron coches en su frente que obstruían el garaje.

Así quedó el auto. (Foto: DyN) 

Su paciencia había llegado a un límite al ver que, una vez más, un auto quedó (mal) estacionado frente a su garaje, en el barrio porteño de Palermo. Entonces, en un ataque de furia, agarró un hacha y empezó a golpearla contra el capó, los vidrios y el techo de ese vehículo, que quedó destrozado.

El incidente ocurrió el lunes frente a la vivienda situada en Güemes al 2900, en Palermo, y el vehículo que quedó dañado por los hachazos es un Honda City blanco que había quedado estacionado frente a un portón que tenía un cartel de no estacionar, bajada y pintura amarilla en el cordón.

De acuerdo a lo que contaron los vecinos de la cuadra, el hombre que provocó los daños tiene 45 años y había llamado a la grúa del Gobierno porteño para que retiraran el auto mal estacionado. Al parecer, no conforme con la respuesta que le dieron –le habían dicho que las grúas estaban abocadas a la remoción de vehículos afectados por el temporal-, el sujeto agarró un hacha, se acercó a la puerta de su domicilio y le empezó a pegarle a la carrocería, dejándole agujeros, y destrozó los vidrios, los faroles y los espejos.

Los vecinos comentaron que no es la primera vez que el hombre tiene un comportamiento violento en la calle y que no es la primera vez que le habían dejado autos estacionados frente al portón de su garaje.

El fiscal general de la Ciudad, Martín Ocampo, señaló que le van a exigir algún compromiso social al atacante del auto. “Aspiro también a que le pongan una infracción a la persona que estacionó el vehículo, porque las dos conductas son reprochables”, dejó en claro, ya que “estuvo 20 horas” mal aparcado, lo que “muestra desinterés por el prójimo”.

La investigación del incidente quedó a cargo de la fiscal Daniela Dupuy, que confirmó que el damnificado hizo la denuncia sólo en la comisaría 19ª. “Por ahora es una averiguación de daño y es un delito que tiene una pena de 15 días a 6 meses de prisión por lo que se está averiguando, ya que cuando la Policía fue al domicilio, le hecho ya se había consumado”, explicó.

Es que cuando la Policía llegó al lugar, por la denuncia realizada por el dueño del auto, el daño ya fue hecho, por lo que no se pudo detectar en flagrancia al hombre para poder ordenar su detención.

La fiscal aseveró que ya se ordenaron todas las medidas para corroborar el hecho y dijo que la causa pude terminar en una probation o en una mediación. “Veremos si esta persona siempre estaciona así y también hay que escuchar al imputado porque estaba frente a su domicilio y estaba imposibilitada de salir con su auto”, expresó Dupuy.

Es un caso más de problemas de convivencia urbana de los muchos que ocurren en la Ciudad cada día, aunque sólo trascienden pocos. Y causó distintas reacciones en las redes sociales: estaban aquellos que repudiaron el accionar del vecino que destrozó el auto; aquellos que repudiaron lo que hizo y también repudiaron al que dejó el auto mal estacionado; otros que criticaron la reacción desmedida pero llegaron a entender el malhumor y hartazgo del hombre de tener que aguantar que le hayan dejado varias veces autos obstruyendo su garaje, y no faltaron algunos que incluso bancaron su forma de descargar su indignación. En conclusión, es uno de esos inconvenientes que se pueden evitar si todos respetaran la ley.

No se pudieron probar los hechos por los cuales dos militantes del Frente Popular Darío Santillan y la Corriente Clasista Combativa habían sido imputados.

Nardulli y Pérez Ojeda, al salir del recinto con la absolución. (Foto: Infojusnoticias.gov.ar)

La Justicia absolvió ayer a los dirigentes Diosnel Pérez Ojeda, presidente de la junta vecinal de la Villa 20 y miembro del Frente Popular Darío Santillán, y a Luciano Nardulli, dirigente de la Corriente Clasista Combativa, que habían llegado al juicio oral acusados de incitar la usurpación del Parque Indoamericano en diciembre de 2010. Pero la Fiscalía podría apelar el fallo.

La jueza penal, contravencional y de faltas porteña Cristina Lara resolvió absolverlos al no poder probar los cargos en su contra. En el juicio, el fiscal Luis Cevasco había pedido penas de hasta dos años de prisión en suspenso para los acusados, en tanto que la defensa había reclamado la absolución por considerar que no hay pruebas. La magistrada ampliará su fundamento al dar a conocer el veredicto completo el próximo 10 de noviembre, fecha que esperará la Fiscalía para posteriormente “analizar si se va a apelar o no”.

Si bien Lara dio por probada la organización de la toma el 6 de diciembre de 2010, sostuvo que “pese a los esfuerzos dialécticos de la fiscalía” al realizar la acusación, en el juicio no se pudo acreditar la materialidad de los hechos imputados, y, por ende, “por imperio legal”, debía absolverlos. También tuvo en consideración que en esa situación se vulneraron dos derechos constitucionales: el derecho a la vivienda digna y a la protesta.

En ese sentido, tuvo en cuenta la falta de cumplimiento de políticas públicas en materia de vivienda, y mencionó en concreto el incumplimiento de la Ley 1770, que establece la urbanización de la Villa 20. “Respecto de ello se expidieron un sacerdote, legisladores, un magistrado judicial, los imputados. Este tema debe ser atendido, debatido y resuelto como corresponde, con la premura del caso. ¿Por quién? Por las áreas del Gobierno que corresponden. ¿Por qué debe ser tratado esto? Por prevención. Para evitar que ocurran hechos como los aquí analizados, con consecuencias tan graves”, expresó.

“Nadie duda el valor que tiene el derecho a la protesta y especialmente para los sectores más marginados, pero tal como lo sostuve en otras casos, este derecho de raigambre constitucional no puede ser carta blanca para cometer delitos”, planteó la jueza. Y agregó: “El despojo de tierras, ya sea el despojo total o parcial, de tierras públicas o privadas, ya sea de un baldío o parque, ya sea con el fin de permanecer temporalmente o indefinidamente, se encuadra prima facie en el artículo 181 del Código Penal, es delito de usurpación. Y la ocupación del Parque Indoamericano, tal como se desarrolló, constituye el delito de usurpación. Pero este delito no lo puedo poner en cabeza de los señores Diosnel Pérez Ojeda y Luciano Nardulli porque, reitero, los hechos por los cuales fueron traídos a juicio no fueron acreditados”.

“Este es un triunfo popular, pero es parcial porque todavía siguen impunes los asesinatos de los compañeros del Indoamericano, entonces nosotros seguiremos luchando hasta que haya justicia”, comentó Nardulli a la agencia de noticias Télam tras conocer la sentencia.

Por su parte, Pérez Ojeda manifestó: “Nos sobreseyeron dos veces y la Fiscalía siguió insistiendo. Fueron cuatro años de mucho sufrimiento, de mucho dolor para nuestras familias. Y lo peor es que nada ha cambiado en nuestras villas, siguen sin estar urbanizadas, los nenes siguen contaminados, no cumplen con la ley de urbanización que había para la Villa 20 y nadie está en el banquillo por eso”.

La ocupación del Parque Indoamericano, ubicado en Villa Soldati, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, comenzó los primeros días de diciembre de 2010, y el día 6 de aquel mes hubo un operativo conjunto de la Policía Federal y la Metropolitana para desalojar el predio, que dejó como consecuencia tres muertos, Rosemary Chura Puña, de 24 años, Bernardo Salgueiro, de 22, y Emilio Canaviri. Por esas muertes se abrieron causas penales que tienen como imputados a efectivos de ambas fuerzas, aunque todavía no hay ningún condenado.

La denuncia inicial por la causa de la toma también alcanzaba a Alejandro “Pitu” Salvatierra, delegado de Villa Soldati y referente kirchnerista de la zona, y Noemí Ruejas, del barrio Los Piletones, quienes llegaron a un acuerdo a través de una mediación penal y se comprometieron a realizar tareas comunitarias. En tanto que  Antonio Chancalay –delegado de la Villa 20- y Berta Revilla –de Los Piletones- fueron sobreseídos por falta de pruebas.

“Nosotros no aceptamos la probation porque era traicionar a la familia de los compas asesinados, era aceptar que habíamos cometido algún delito, y nosotros no cometimos ningún delito. Sólo somos culpables de habernos solidarizado con los que menos tienen, de asumir un compromiso con ellos” había dicho Nardulli ante el tribunal antes de conocer la sentencia.

Afuera del recinto, en la esquina de Tacuarí e Hipólito Yrigoyen, una nutrida movilización convocada por la Corriente Clasista Combativa y por el Frente Popular Darío Santillán festejaron el veredicto.

Nota con despacho de agencias Télam y Noticias Argentinas